No sólo terror (I): Una jornada particular

Hay una frase en tu álbum:«el hombre debe ser marido, padre y soldado». Yo no soy ni marido, ni padre, ni soldado.

unagiornataparticolare
En la sección No sólo terror de Sangre de bote nos salimos de la temática usual del blog, el terror. En esta ocasión os traigo una reseña de la película italiana Una jornada particular (1977).

La premisa de la película es sencilla: con motivo de la visita de Hitler a Italia, Benito Mussolini va agasajar al Führer con un desfile por la ciudad de Roma y prácticamente toda la ciudad baja a la calle para ver la pompa militar y vitorear a ambos líderes fascistas. Antonietta, una esforzada y sencilla ama de casa (Sophia Loren) y, Gabriele, un locutor de radio despedido de su trabajo por ser homosexual (Marcello Mastroianni) son, junto a una vieja portera cotilla, los únicos que se quedan en un edificio cuando todos los demás van a ver el desfile.

Antonietta y Gabriele, dos personajes de trasfondos tan dispares, empiezan a sentir una fuerte conexión entre ellos. El ama de casa encuentra a un hombre que la trata como una persona a tener en cuenta; cosa que la intriga (no olvidemos que la película se ambienta en 1938). Por su parte, el locutor está muy necesitado de contacto humano y amistad debido a su situación actual.

Loren y Mastroianni son, no hay otra manera de decirlo, dos monstruos de la interpretación y resulta fácil en extremo zambullirse en la historia que se nos cuenta. La historia es muy intimista y emotiva; no es ostentosa aunque, por otro lado, no necesita serlo. La música es prácticamente inexistente salvo por el himno nazi Horst Wessel (la bandera en alto) que no nos permite olvidar el momento histórico en el que se sitúa la película. Asimismo, hay que señalar que en su mayor parte la película opta simplemente por el sonido ambiental y la radio, lo que acentúa el carácter costumbrista del film.

El ritmo de la película es excelente, el film no se hace pesado en ningún momento y sus 102 minutos de duración se pasan volando. Los actores transmiten un gran abanico de emociones y sus personajes no le dejan a uno indiferente. A destacar los maravillosos planos de algunas escenas del film, cine puro.

Personajes como Antonietta y Gabriele pudieron haber existido en aquellos años; no quedarían registrados por los historiadores, no cuando figuras como Hitler y Mussolini paseaban por las calles,  pero a alguien, tan olvidados por la historia como ellos, le dejarían huella. Tal y como estos personajes de ficción te la dejarán a ti, si te haces el enorme favor de ver Una jornada particular.

La edición que tengo de esta película carece de extras, eso sí, viene incluida en el mismo dvd la película Ayer, hoy y mañana que cuenta con los dos mismos actores entre el plantel. Dicho dvd parece formar parte de una colección llamada Ciclo Cine Italiano, desconozco si eran la promoción de algún periódico o algo por el estilo. Yo me hice con el dvd al precio de dos euros en un quiosco, oportunidad que si se presenta a alguno de vosotros, amigos, os recomiendo que no dejéis pasar.

¡Hasta otra, aficionados al terror y cinéfilos en general!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s