Cine de terror (V): Krampus

San Nicolás no va a venir este año. En su lugar vendrá un espíritu más antiguo y oscuro. Su nombre es Krampus.

Aprovechando el día del espectador fui a ver una película que estaba en cartelera con una amiga. La película en cuestión era Krampus (2015). En España se le ha añadido el subtítulo de Maldita navidad.

krampus
Póster original

Krampus, para los que no lo sepan, es como la contrapartida mala de Papá Noel; una suerte de Santa Klaus monstruoso que castiga a los niños malos o, como ocurre en esta película, castiga a toda una familia por haber perdido el espíritu navideño.

Krampus es un monstruo del folclore germano, la parte austro-bávara específicamente, que debe de haber ganado cierta popularidad en los corazones norteamericanos porque en este año 2015 se han estrenado ya tres películas con esta criatura.

Krampus: Maldita navidad es, en teoría, una comedia de terror. Sin embargo, quitando el sarcástico principio donde se ironiza sobre el furioso consumismo navideño (la gente dándose de hostias en el centro comercial, al ritmo de la canción «It’s beginning to look a lot like Christmas») no hay demasiados momentos de humor en esta cinta.

Como película de terror es adecuada, pero quizá no lo bastante terrorífica. Tiene muy poquita sangre (algo de esperar en un film no recomendado para menores de trece años). Eso sí, el diseño de los esbirros de Krampus me ha encantado: muñecos de jengibre bastante cabrones, un payaso de caja sorpresa con una boca a lo Predator… y mi favorita, una muñeca de porcelana alada (querubín según los títulos de crédito) que da bastante mal rollo. De haber sido una película de terror más adulta, los monstruos (a excepción de los muñecos de jengibre) podrían haber dado bastante más juego.

krampus-otrailer-fbpic
Los esbirros de Krampus son el punto fuerte de la película.

El propio Krampus, a pesar de dar nombre a la película, no sale tanto. Lo cual no es tan malo porque como ya he dicho sus esbirros son lo bastante carismáticos y perturbadores como para aguantar el peso del film.

Otro cosa de la película que me gustó fue un segmento de la misma en la que la abuela de la familia cuenta su primer encuentro con Krampus. Esta parte de la película está narrada mediante animación stop motion, la cual me recordó bastante a Coraline (2009).

Entre los actores del elenco tenemos a las actrices Toni Colette que hacía de la madre del niño que veía a los muertos en el Sexto sentido (1999) y Allison Tolman que algunos quizá reconozcan como la agente Molly Solverson de la serie de televisión Fargo. Ambas están bastante bien en sus respectivos papeles.
Otro rostro que quizá resulte conocido al espectador es el de Conchata Ferrell, que hace de mujer de la limpieza en la sitcom norteamericana Dos hombres y medio (serie que  yo no soporto —no es mi tipo de humor—, pero ahí está el dato), en Krampus hace de tía Dorothy: el personaje que se encargará de hacer sonreír más allá del principio del film.

El problema del film es que como comedia de terror resulta bastante descafeinada. Su parte cómica no es ni tan potente ni tan frecuente como para ser considerada una comedia con todas las letras y su grado de terror está limitado por la recomendación de edad.

Dicho esto, la película es correcta y entretiene. Lo único que ocurre es que si fuera más graciosa o más tétrica (o las dos cosas) habría ganado muchos enteros. Tal y cómo es, Krampus se deja ver. No obstante, tampoco te pierdes mucho si la dejas pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s