Cómo sobrevivir en una historia de terror

Deberíamos separarnos, así cubriremos más terreno.
—Idiota estándar en una película de terror.

Tienes unos días libres y decides alquilar una casa rural para pasar un buen rato acompañado de tu novia o amigos, apenas te has puesto cómodo empiezas a sentirte observado y un ruido, como de pisadas, se escucha afuera… sin comerlo ni beberlo te has visto atrapado en una historia de terror, ¿cómo salir con vida de la inminente escabechina? Por suerte, has dado con este dossier que te aconsejará paso a paso lo que has de hacer para sobrevivir en una historia de terror. Lee con atención, esta información puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Lo mejor para sobrevivir a una historia de terror es conocer al propio terror. Al terror le gustan los días especiales, ¿qué historia de terror tiene lugar un miércoles cualquiera? ¡Ninguna! Los días especialmente peligrosos, de forma poco sorprendente, son Halloween y los martes trece (o viernes trece, el día de la mala suerte varía según el país). Aunque, cuidado, cuando digo que al terror le gustan los días especiales, me refiero a todos ellos. No importa que sean momentos de celebración del amor y la generosidad como San Valentín o la Navidad. De hecho, si cabe, esas fechas pueden ser las peores. Al terror le encanta la ironía. Primer consejo: Estate alerta en las fechas señaladas, sin excepción.

272769_dlxartist_chuckles-and-his-children.png
Chuckles and his children por dlxartist bajo licencia Creative Commons 3.0

Evita la ironía, en una historia de terror la ironía puede matarte y hay que entenderla como una entidad propia; tanto o más peligrosa que cualquier monstruo, asesino psicópata o extraterrestre. Atraer la ironía (y con ella un destino fatal) es lo que de otro modo se conoce como tentar a la suerte. Segundo consejo: no atraigas la ironía ni tientes a la suerte. Sobre todo, rechaza decir frases como:

  • En [inserta nombre de pueblecito de mierda donde vives actualmente] nunca ocurre nada.
  • Recordaré esto hasta el día que me muera. (Spoiler alert: será hoy)
  • ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Hay un par de cuestiones importantes que sí que debes hacerte: ¿A qué me dedico? ¿Qué hago en mi tiempo libre?
Por regla general, tanto para trabajos como para aficiones las dos cualidades más importantes que has de buscar son: buena iluminación y que sea poco emocionante. Tercer consejo: evita profesiones y aficiones de riesgo.
Espeleólogos, buzos, arqueólogos y mineros son ejemplos de grupos de riesgo. Toda profesión o deporte que implique adentrarse en lugares oscuros equivale a colocarse una diana para una trama de terror.

394799_robstanley_xmas-2015
Xmas 2015 por RobStanley bajo licencia Creative Commons 3.0

Dos menciones especiales para dos trabajos que, en principio, no parecen peligrosos pero son imanes para el terror: niñera/canguro y escritor.
Cuidar de niños es una buena forma de acabar como víctima en una historia de terror. De entrada, los padres vivirán en la calle de la puñalada número 13 y respecto a la criaturita a tu cargo, seguramente esté poseída por un demonio sumerio o sea algún tipo de monstruo o alien. Tú crees que vas a trabajar de canguro pero, en realidad, los padres han llamado a un pizzero… que al mismo tiempo es la pizza.

¿Y qué decir de los escritores? Personaje clásico de historia de terror. Y seguramente estés pensando «sólo los escritores de terror corren ese peligro por aquello de la ironía»: ¡Error!
Paul Sheldon era un escritor de novela romántica de época y acabó siendo el sufrido protagonista de la novela Misery.
Harry Mason escribía libros de no ficción e igualmente termina en el pueblo de pesadilla Silent Hill, en el videojuego survival horror del mismo nombre.
Cualquier tipo de escritura creativa te pone en un grupo de riesgo. La lección es «no seas escritor», de todos modos, ¿quién quiere ser escritor? Gente rara con fetichismo por la pobreza perpetua y que además acabará en el estómago de un monstruo o atravesada por un machete.

El cuarto y último consejo es una rutina de tres pasos: mantén la calma, piensa con lógica, no hagas una estupidez.
Si estás en un grupo buscando a un amigo perdido, por el amor de todo lo sagrado, no cometas la estupidez de sugerir que el grupo se divida para así cubrir más terreno. Si algún otro es el necio que emite tan “brillante” idea, es tu deber educarlo con una bofetada.

Nunca vayas a explorar en dirección de ruidos extraños, mucho menos en solitario (recuerda: no separar el  grupo) y para colmo preguntando: «¿hay alguien ahí?». Los asesinos y monstruos no son dados a responder preguntas.

Si alguien pretende que salgas fuera de la cabaña o bajes al sótano, imita al abuelo lo mejor que puedas diciendo: «Yo no he oído nada.»
Otras respuestas válidas son: «Debe ser la llamada de apareamiento de un búho.» (Si estás en una zona rural)
«Son las cañerías, a ver cuando llamo al fontanero…» (Si es tu casa)
«Es el viento.» (La excusa comodín.)

No des tu brazo a torcer, imagina que tu culo está imantado a esa habitación. Si algún otro quiere jugar al intrépido explorador es su problema. El cementerio está lleno de valientes.

Anuncios

2 comentarios en “Cómo sobrevivir en una historia de terror

  1. Heroína Escarlata

    Vaya, no sé si en tu teoría entran también los escritores amateurs. Si es así, me espera un final de lo más trágico :S
    Te ha faltado decir: “evita ser el negro del grupo o el único miembro perteneciente a una minoría étnica, porque serás de los primeros en caer” xD Que conste que no lo digo yo, lo dicen las estadísticas del cine slasher 😛

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Sobre todo los escritores amateurs! Pero no te preocupes, con semejante apodo, Heroína, seguro que serías la «final girl».
      Bueno, el tema de raza estaba contemplado pero me lo he reservado para una posible segunda parte del manual de supervivencia. No sólo los negros, que los pobres no sólo mueren sino que encima suelen ser los primeros en comprar boleto, también los tipos de Europa del este acaban mal parados. Según el cine de terror, los eslavos son sociopatas de alto-octanaje. Hay material para al menos otra entrada más de chistes.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s