Serie de terror (II): Triple reseña

Sin tele y sin cerveza, Homer pierde la cabeza.
—Los Simpson, Casa del árbol del terror V

Hoy os traigo una entrada especial, una reseña de series televisivas de terror por partida triple. El terror por tradición no se ha prestado mucho al formato de serie, habiendo preferido el cine a lo largo de su historia. Sin embargo, la inventiva de algunos guionistas así como la mezcla con otros géneros han hecho que las series de terror sean una realidad cada vez más común en la parrilla televisiva.

A continuación, paso a reseñar tres series de terror de relativa actualidad (en el momento que se escribió esta entrada):

American Horror Story: Hotel

ahs-hotel-poster

American Horror Story (a partir de ahora AHS) es una serie antológica, lo que viene a significar que cada temporada es una historia diferente, y en cierto modo una serie diferente… sólo que no del todo.
Ryan Murphy, la principal cabeza creativa detrás de AHS, tiene un estilo bastante visible y no siempre para bien. Váyamos al grano: ese hombre tiene la sutileza de un golpe de martillo en los piños; si el autor piensa tal cosa de ciertos colectivos, te lo hará saber de la manera más burda posible. Discursos pretenciosos contra los Millenials o caricaturas de hipsters, Murphy tiene la necesidad de rendirse a esa indulgencia por poco que aporte a la trama.
Otro rasgo distintivo suyo es que le pierden las referencias, se nota que es un ávido devorador de cultura pop. Esto no siempre es malo, ojo, pero con frecuencia termina saturando demasiado las temporadas de AHS con elementos que no siempre tienen relevancia para la historia que se cuenta… AHS: Hotel, la quinta encarnación de esta serie, no esta exenta de estos fallos.

AHS: Hotel cuenta la historia de un hotel embrujado y sus inusuales inquilinos: vampiros, asesinos en serie, fantasmas y fantasmas de asesinos en serie. ¡A veces incluso se hospeda gente normal en él! Además, el caso de un asesino en serie que toma los diez mandamientos de la Biblia como inspiración para su macabra obra parece estar relacionado de alguna manera con el hotel.

Uno de los personajes principales de AHS: Hotel es la Baronesa, interpretada por Lady Gaga. Un bello monstruo inmortal sediento de sangre y sexo, que camina entre la sofistificación y lo hortera, vamos, que se interpreta así misma… no, es broma, Lady Gaga no bebe sangre (creo). Admito que tenía mis reservas cuando me enteré que formaba parte del casting, tras verla en el despropósito que fue Sin City: Una dama por la que matar, pero aquí lo hace bastante bien.

Veteranos de AHS como Evan Peters y Kathy Bathes (a la que adoro desde que hizo de Annie Wilkes en la adaptación de Misery, 1999) regresan con nuevos papeles. El joven Peters tiene quizá el personaje más entretenido y carismático: James March, el dueño original del hotel. Para mí lo mejor de AHS: Hotel. Pero una advertencia: los que quieran ver a Jessica Lange en acción saldrán decepcionados. Lange está ausente en la quinta temporada de AHS.

Los puntos fuertes de AHS: Hotel son las buenas interpretaciones de los actores y la banda sonora, con clásicos de la música gótica y punk-rock, como el grupo Siouxsie and the Banshees, así como piezas musicales siniestras propias del género.
Respecto al guión, tiene sus más y sus menos. Y mentiría si dijera que el balance general no es positivo. La excepción quizá sea el último capítulo que es como un gran epílogo, ya que todo lo interesante se ha descubierto y, prácticamente, resuelto en los capítulos anteriores. Este es un mal que también adolecen las otras temporadas de AHS en mayor o menor medida.

Como curiosidad decir que el Cortez, el hotel ficticio de la serie está basado en un hotel real: el Cecil, el cual hace palidecer al Cortez en cuanto a infamia y misterio.

Veredicto: AHS: Hotel entretiene pero no es imprescindible. Si recortase en excesos sería más recomendable.

Scream Queens

screamqueens_poster

Otro producto de Ryan Murphy, por el momento sólo hay una temporada pero todo apunta a que estamos ante otra serie antológica. Muchos han señalado esta serie como un híbrido de Glee* y AHS. (*Glee es una serie de adolescentes en la que también participaba Murphy).

El argumento: Un campus universitario se ve asolado por una oleada de asesinatos perpetrados por un individuo disfrazado de Diablo Rojo. Este asesino parece tener especial inquina contra las chicas de la fraternidad Kappa Kappa Tau por algo que sucedió hace veinte años. El diablo perseguirá a las chicas de KKT, ¡si es que ellas no se matan las unas a las otras antes!

Combinar terror y humor es un arte complicado. Cuando se hace bien, los dos géneros se complementan y su armonía da resultado productos tan entretenidos como The final girls, Deathgasm o Bloodsucking bastards. Sin embargo cuando se hace mal lo que tenemos entre manos son productos anodinos que ni hacen tanta gracia ni dan tanto miedo, como Wyrmwood.

Por desgracia, Scream Queens pertenece a la segunda categoría. Y ni siquiera tiene la factura cutre de películas como Wyrmwood para darle ese encanto de película de serie B (aunque las imita).

El mundo que se nos presenta en Scream Queens está plagado de gente que actúa de la forma más estúpida posible y no digo “estúpido” como en la clásica cinta de terror vamos-a-hacer-carantoñas-en-el-bosque-siniestro, que también, sino estupidez absurda de película de Leslie Nielsen. De las malas, no como la divertida Airplane! (1980, Aterriza como puedas en España). Este recurso que al principio hace gracia pronto se agota.

Además, los guiones de Scream Queens a menudo denotan cierta pereza porque se aprovechan de la absurdeza del mundo que han creado para que los personajes hagan saltos de “lógica” (y uso esa palabra de forma vaga) de pura locura. Que, vale, entiendo que eso es adrede para que sea parte del humor pero sigue siendo perezoso de cojones.

Ni siquiera la presencia de la legendaria Jamie Lee Curtis (Halloween, 1978) salva la serie del naufragio. Emma Roberts en el papel de queen bitch de la universidad hace ALGO tolerable el visionado de la serie.

Los guiones de los episodios de Scream Queens son más malos que pegar a un padre con un calcetín sudado. A destacar una referencia a la serie The orange is the new black al nivel de las pelis de Scarie Movie. ¡Ugh!

Veredicto final: No recomendable, excepto como placer culpable.

Ash vs Evil Dead

Ash-vs-Evil-Dead-S1z

Dejamos lo mejor para el final. Ash vs Evil Dead, la grata sorpresa del año 2015 en el mundillo del terror. Con el propio Sam Raimi, el creador de la trilogía original, involucrado en el proyecto.

La historia de Ash vs Evil Dead es una continuación de la saga de Evil Dead, concretamente de la película Evil Dead 2 (1987, Terroríficamente muertos en España) pero no es necesario haberla visto para disfrutar de la serie. De hecho, la serie ignora la conclusión de Evil Dead 2 y nos va dando toda la información que necesitamos sobre lo que ha ocurrido antes, con concisión, a lo largo de la serie.

Bruce Campbell vuelve a su mítico papel de Ash Williams. Después de los horribles sucesos paranormales que presenció en aquella cabaña en el bosque, Ash decidió ignorar su experiencia; escondiendo el Necronomicón, un temible libro de conjuros de ultratumba, en un baúl y dedicándose, en las últimas décadas, a trabajar en una cadena de centro comerciales y a tener encuentros de una sola noche con mujeres.

Todo va normal para Ash hasta que, estando fumado, decide leerle un pasaje del Necronomicón a uno de sus ligues… y hasta aquí cuento para no incurrir en spoilers.

Ash vs Evil Dead es un ejemplo de lo que se puede conseguir cuando se combina con éxito la comedia y el terror. Es notable que haya demostrado que es posible hacer una serie de terror, o comedia de terror, en un formato de media hora. Una de los mayores bazas de la serie es que nunca llega a aburrir porque antes de que te quieras dar cuenta el episodio que estás viendo ha terminado.

Los sidekicks que comparten las aventuras de Ash interpretados por Dana DeLorenzo y Ray Santiago tienen mucha química con Bruce Campbell. Y también destaco el papel de Lucy Lawless (que ya colaboró con Raimi en la icónica serie Xena, como el personaje epónimo) que aquí interpreta a la enigmática Ruby (¿Quizá un guiño al personaje de la también serie de terror Sobrenatural?).

La serie no es perfecta. Entre sus defectos incluyo, el personaje de la policía que no termina de despegar al principio (pero que mejora en los últimos episodios), algunos chistes que se reutilizan y un detalle del final que no puedo revelar.

Pese a esos defectos, la serie es tan divertida que se perdonan y te deja con ganas de más. El último episodio es brutal. Y no os llevéis a engaños, incluso siendo en parte comedia, tiene muchos momentos oscuros que pertenecen legítimamente al género del terror.

Veredicto final: Muy recomendable, quizá sea la mejor serie de terror que he visto hasta el momento. No la dejéis pasar.

Anuncios

7 comentarios en “Serie de terror (II): Triple reseña

    1. Claro, y “Pesadillas”. Me encantaban de pequeño.

      Quizá en algún momento haga una entrada de “terror juvenil nostálgico”, por otro lado, las veces que me ha dado por revivir mi infancia, revisionando episodios de esas series me he arrepentido. A veces es mejor quedarse con el recuerdo.

      Del estilo, pero pensada para un público adulto, me gusta mucho “Black Mirror”.

      Le gusta a 1 persona

  1. No he visto ninguna de las tres, pero desde luego solo voy a ver la del legendario Bruce Campbell. De terror solo estoy siguiendo Penny Dreadful y The Strain, ambas son muy recomendables (aunque ya se sabe que cada uno tiene sus gustos). Un saludo! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s