Hablemos de terror (III): Zombis

Encuentro interesante que los niños solieran llorar cuando la madre de Bambi moría. George y yo conteníamos nuestros alientos y luego nos alegrábamos de que no resucitase y tratara de comer a su hijo.
—Deadline (2º libro de la trilogía Newsflesh), Mira Grant

¡Zombis! La siempre voraz horda de muertos vivientes. La mayoría ponen una «e» detrás de la «i» como calco de la voz inglesa: zombies. Grafias aparte, lo que nadie duda es que los zombis se beneficiaron de un boom en popularidad hace algunos años y aunque se han trillado un poco con el paso del tiempo no parece que vayan a desaparecer pronto. El subgénero zombi como el propio muerto viviente es persistente y basta un accidente, un descuido, para que la epidemia se reanude.

Pese a que las primeras películas de zombis se remontan a los años 30, con títulos como White Zombie y The Walking Dead (sí, el mismo nombre que la serie de AMC; nada que ver), no sería hasta 1968 con el estreno de La noche de los muertos vivientes de George A. Romero que se configuraría el género zombi tal y como lo conocemos hoy día. Antes de esa película, los zombis eran más bien regresados: muertos vivientes con inteligencia intacta, normalmente con una cuenta pendiente que saldar o ganas de venganza. Más parecidos a espectros habitando cadáveres que a lo que, a día de hoy, entendemos por zombis.

zombie-child
George A. Romero creó escuela con su film.

El film de Romero no sólo plasmaba al zombi como el muerto viviente de andares torpes y sin intelecto sino que también le daba su mordisco infeccioso y creaba el escenario del apocalipsis zombi (donde el zombi sustituye al humano como especie dominante) que es el marco narrativo más común de las obras de ficción en las que aparecen estas criaturas.

Gracias a la innovadora película de Romero, el nuevo concepto de zombi se trasladó a la literatura y en el 1989 se publicó una antología de relatos llamada El libro de los muertos; repleta de relatos protagonizados por estos cadáveres tambaleantes. Entre esos escritores se encontraba un tal Stephen King, tal vez lo conozcan, y el propio Romero hacía el prólogo. En todo ese tiempo, Romero no se mantuvo ocioso y dirigió otras dos películas de zombis (amen de otras no relacionadas) que eran historias independientes y al mismo tiempo servían de secuelas  de la original pues se veía el progreso del apocalipsis zombi y el paralelo deterioro de la civilización, estas eran Dawn of the dead (1978) y Day of the dead (1985).

dawn-of-the-dead
La presencia del color no favoreció a las secuelas. Mucho mejor en blanco y negro.

Los zombis son un caso curioso ya que están a medio camino del monstruo y la catástrofe, de hecho, en sentido narrativo están más cerca de lo segundo que de lo primero. Los zombis por sí mismos son aburridos; al contrario que otros monstruos son bastante predecibles: todo lo que hacen es tambalearse de un lado a otro buscando carne humana que ingerir. No tienen identidades, no son personajes, ¿qué son? Son un recurso narrativo.

Los muertos vivientes nos sirven de espejo deformador. No sólo son humanos podridos que se retuercen sino que nos muestran lo peor de la humanidad. En un apocalipsis zombi, los supervivientes verán escasear todos los bienes que daban por sentado antes de que la civilización se desmoronase: comida, luz, agua corriente, etcétera. De forma inevitable, los supervivientes se volverán los unos contra los otros demostrando la fragilidad de la sociedad.

Y es que en casi toda ficción zombi el peor enemigo de los humanos son otros humanos, no los muertos vivientes. Esto era la base de las películas de George A. Romero y sigue siendo el sustrato de la ficción zombi moderna.

El resurgimiento de la popularidad del zombi, el nuevo amanecer de los muertos vivientes si se prefiere, vino con la llegada del nuevo milenio. La película británica 28 días después (2002) y el cómic The Walking Dead un año más tarde. Sí, sé que en 28 días después son infectados y no zombis pero narrativamente son lo mismo y eso es lo que importa.

featured-the-walking-dead-compendium-vol-3-charlie-adlard-cover-art-logo
Personajes del cómic “The Walking Dead”.

Los zombis volvieron a estar de moda e incluso el padre del zombi, Romero, continúo su saga de muertos vivientes con más películas. Esto también tuvo efectos en el mundo editorial. Surgió la llamada literatura Z (porque nos encanta abreviar todo) para cubrir la demanda de un público con un apetito tan voraz como el de los cadáveres reanimados.

El guionista y novelista americano Max Brooks sacó en 2003 su Zombi: Guía de supervivencia que se convirtió rápidamente en un éxito de ventas, a este libro le siguió Guerra Mundial Z, del mismo autor, en el 2006 que más tarde recibiría su adaptación cinematográfica con Brad Pitt como protagonista en el año 2013. Por su parte los cómics de The Walking Dead se adaptaron en formato televisivo en el 2010, y mientras escribo esto la serie continua por su sexta temporada.

Zbookcover

En la escena española, la editorial Dolmen abrió una línea de literatura Z y se hizo rápidamente con un lucrativo nicho de mercado. Carlos Sisí escribió Los Caminantes donde trasladaba la epidemia zombi de la clásica ciudad estadounidense a una ciudad española: ¡Málaga! Debido a su éxito a ese título le siguieron otros y se convirtió en una saga. Bajo ese sello editorial otros escritores sumaron sus voces a la ficción de los muertos vivientes: Manel Loureiro, Juan Ramón Biedma, Alejandro Castroguer… podéis ver vosotros mismos el catálogo de novelas y sus autores.

Lo que queda claro es que hay muerto viviente para rato, el riego de ficción zombi no parece que vaya a cortarse a corto plazo. Y como este artículo se ha alargado más de lo que esperaba tendrá una segunda parte, ¡nos leemos, adictos al escalofrío!

Anuncios

12 comentarios en “Hablemos de terror (III): Zombis

    1. Si te gusta la mezcla de comedia y terror, te la recomiendo bastante. Filmaffinity y yo hay veces que no coincidimos, “The Lobster” tiene buena nota y yo la suspendería, por ejemplo. “Cooties” no es perfecta pero yo me lo pasé muy bien cuando la proyectaron en el Fancine (las dos están reseñadas en el especial Fancine 2015 buuuh, auto-publicidad, buuuh 😛 )

      Le gusta a 1 persona

    1. A mí también me gustó mucho “Zombieland” (tener a Woody Harrelson ayuda). Y “Cooties” otra comedia negra con zombis. Quizá porque al estar tan trillado el género el no tomarse tan en serio les da frescura. Claro que además tienen que tener un guión como mínimo decente. Por ej. “Scouts Guide to the Zombie Apocalypse” no la pude terminar, su comedia era fallida.

      Y con perdón de nuestra mutua amiga Yazz, la serie “The Walking Dead” me terminó pareciendo “pasión-de-gavilanes-con-zombis-a-veces” y la dejé por sopor. “Maggie” parece que va por los derroteros del dramón lo cual es arriesgado, quizá le daré un tiento más adelante.

      Gracias por tus palabras y por pasarte, compañero.

      Le gusta a 1 persona

  1. Un gran repaso al fenómeno, camarada! Actualmente hemos llegado a una sobre-explotación del zombie que ha hecho que su estampa quede ya totalmente desvirtuada, con extrañas mutaciones en el subgénero que intentan estirar hasta el infinito algo cuya nueva tendencia debería haber acabado hace ya tiempo. Particularmente, prefiero la ingenuidad con el que se trataba al muerto viviente durante la explotation italiana de los 80, o variaciones cojonudísimas americanas como Muertos y Enterrados y otros derivados. Misma premisa con otras lecturas, no tan arraigadas en la explotación puramente comercial.

    Saludos Rope!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, reverendo. No es sorpresa verle del lado de los clásicos, je, je. Precisamente la segunda parte del artículo trata sobre esa desvirtuación del género entre otras cosas.

      Y gracias de nuevo por la visita. 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s