Monstruopedia (XIII): Tulpa

Los humanos necesitan fantasía para ser humanos, para ser el punto donde el ángel caído se encuentra con el simio en ascenso.
—Papá Puerco, Terry Pratchett

El tulpa es una criatura bastante peculiar del folclore tibetano. Su nombre tiene varias traducciones a nuestro idioma, como «emanación mágica» o «cosa conjurada».

Se trata de un pensamiento al que se ha dotado de forma y consciencia, es decir, una criatura a la que se ha dotado de vida gracias al poder de la mente.

Aunque se puedan ver similitudes con el amigo invisible de un niño o una alucinación producida por el efecto de alguna droga, el tupa es algo diferente. Ya que una vez que se materialice, el tulpa puede llegar a tener una vida independiente a la de su creador. En los primeros estadios de la creación del tulpa, durante su gestación por así decirlo, sí que podría ser indistinguible de un amigo invisible; cuando aún no ha tomado apariencia física. Sin embargo, el tulpa no es una alucinación fruto del uso de drogas. Al contrario, es necesario tener una mente clara si se quiere crear a un tulpa con éxito.

398866_omegablack1631_nightmare
nightmare por OmegaBlack1631 bajo licencia Creative Commons 3.0


Un tulpa no puede ser creado por cualquiera, grandes dosis de concentración son requeridas. Así como persistencia para mantener fijada la imagen mental de la criatura a la que se desea dar forma física, sin divagar con el pensamiento a imágenes no relacionadas con la criatura en cuestión. Por ello un tulpa sólo puede ser creado por un monje budista bien entrenado en las artes de meditación (o alguien que haya recibido una tutela similar).

Debido a su naturaleza, el aspecto de un tulpa depende en exclusiva de su creador. Podría tener una apariencia tan ordinaria como la de una persona, o la de un animal. O ser algo más estrafalario, grotesco incluso. La imaginación del que medita son las manos que moldean al tulpa.

317503_robstanley_living-the-dream
Living the Dream por Rob Stanley bajo licencia Creative Commons 3.0

Respecto a su personalidad, ¿son buenos o malvados los tulpas? Por lo general, los tulpas son entidades bastante benignas que siguen a sus creadores como si fueran mascotas. Sería extraño que alguien hiciese un tulpa malvado para atormentarse a sí mismo y aunque esa fuese su intención; una mente turbada por la pena y los remordimientos, por un deseo de ser castigado, no estaría en la disposición apropiada para crear a un tulpa con éxito.

Una vez que el tulpa ha sido creado existe, no obstante, un riesgo de que su aspecto se deforme y su conducta se agríe. El meditador debe mantener una mente calmada y su temperamento estoico dado que el tulpa absorberá los pensamientos negativos de su creador, corrompiéndose de este modo y volviéndose contra su creador.

El tulpa puede dejar de existir a voluntad del meditador, la dificultad de expulsar a un tulpa corrupto radica en que es necesaria la misma mente disciplinada que se tuvo para crearlo. He ahí el problema: si nuestro tulpa se ha corrompido en primer lugar significa que nuestra disciplina se ha quebrado y seremos incapaces de hacerlo solos, necesitando la ayuda de otros meditadores para hacer que la criatura se desvanezca.

Alexandra David-Néel una exploradora franco-belga viajó hasta el Tíbet del siglo XX donde estudio meditación con los monjes budistas y fue adiestrada en la creación de tulpas. Alexandra creó su propio tulpa con la forma del fraile Tuck, el alegre monje y compañero de aventuras de Robin Hood. Este tulpa acabó rebelándose contra su creadora, hasta el punto que Alexandra temió por su vida, y tuvo que ser destruido.

De forma interesante, la propia Alexandra reviviendo su experiencia en su libro Magia y Misterio en el Tibet (publicado en 1929) se muestra escéptica sobre cuán real era el tulpa y concede que podría haberse hipnotizado a sí misma para creer que su alucinación existía de verdad.

399722_robstanley_untitled-46
Untitled 46 por Rob Stanley bajo licencia Creative Commons 3.0

El tulpa se asemeja al golem del folclore hebreo en tanto que ambos son constructos, si bien el tulpa tiene una naturaleza más etérea al ser el material de su construccción el pensamiento en lugar de la prosaica arcilla. Quizá tenga más cosas en común con el demonio o espíritu familiar, la criatura que ayuda y guía a las brujas en la elaboración de hechizos y que suele tener el aspecto de un animal de compañía (i.e.: gato negro), además de tomar algo prestado del aspecto de su dueña como el mismo color de ojos.

En la cultura popular la criatura creada en el foro de Internet Something Awful con el nombre de Slender Man podría (o no) ser un tulpa, de serlo habría llegado a tener tal poder que puede afectar a (y ser visto por) más de una persona. La naturaleza de ese creepypasta es, de forma intencionada, ambigua.

Freddy Krueger del film Pesadilla de Elm Street (1984) es un caso interesante, aunque más cerca del espectro que del tulpa tiene similitudes con este último al verse fortalecido, y en cierto modo alimentarse, de la creencia en él.

Eso es todo por ahora, espero que el monstruo os haya gustado. Próximamente un artículo de Literatura de terror sobre el fenómeno creepypasta. ¡Nos leemos adictos al terror!

Anuncios

6 comentarios en “Monstruopedia (XIII): Tulpa

    1. No sé si eres muy de videojuegos pero los monstruos de la saga Silent Hill son parecidos a las Tulpas; salvo que es la ciudad la que los crea, las criaturas de esos videojuegos son terrores personalizados que se alimentan de los miedos y arrepentimientos de los personajes.

      Je, je, me complace que tengas “hype” por la entrada de Creepypasta. Llevo queriendo hacerla desde hace mucho tiempo pero quería sentar las bases con menciones a Poe, Lovecraft y Stephen King primero. Tengo ganas de hablar de este fenómeno de terror relativamente moderno que a mí me fascina y espero contagiar a los demás.

      Le gusta a 1 persona

  1. Seiduna

    Estoy deseando leer tu opinión sobre los cripipastas, jeje… algunos, como el de Los Portadores, o la asociación esa que tiene un catálogo de objetos sobrenaturales (no recuerdo el nombre), son canela fina.

    El tulpa es una criatura bastante interesante, y no es muy repetida en internet. De hecho, éste es sólo el segundo lugar donde veo que hablan sobre él (sin buscar a propósito, claro), así que mi enhorabuena 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Espero que te guste lo que estoy preparando. De hecho, lo más seguro, es que al artículo de presentación de los creepypastas le siga una selección traducida con breves presentaciones y comentarios finales propios, en plan “Dan Rope presenta…” (imitando el formato de algunos programas televisivos de terror pero por escrito) 😉

      Me gusta

    1. Ciertamente en Cthulhu no estaría para nada fuera de lugar, y los dioses del Caos de Warhammer (Fantasy y 40k) son Tulpas a gran escala: existen porque los humanos los han creado y creen en ellos (salvo Slaanesh que fue el mismo proceso pero con los elfos/eldars).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s