Monstruopedia (XIV): Vrykolakas

Portador de enfermedad.
Muerte viviente.
El que drena la vida.
—Melika Dannese Lux, Corcitura

El Vrykolakas es un vampiro del folclore griego, pero no de la mitología helénica clásica que recoge seres como las dríadas y sátiros sino que hablamos de las leyendas de la Grecia medieval y del Renacimiento.

ruler__vampire_queen_by_banished_shadow
Ruler: Vampire Queen por Banished-shadow bajo Licencia Creative Commons 3.0

Al contrario que el vampiro que presenté con anterioridad en esta sección, la Glaistig, este es un vampiro más tradicional. De hecho, fue importado a Grecia por eslavos. Sobre todo serbios. Y es que, como todo el mundo sabe, es del este de Europa de donde vienen los vampiros con pedigrí.

Aún así, este vampiro tiene algunas peculiaridades. Para empezar, su nombre: Vrykolakas viene de la composición de las palabras «vuk» (lobo) y «dlaka» (pelo) significando algo así como «pelaje de lobo».
Algunas descripciones del monstruo semejan más a un hombre lobo que a un vampiro, lo cual puede sorprendernos ahora porque en la cultura popular se nos ha pintado a los hombres lobo como enemigos de los vampiros, por ejemplo en el juego de rol Vampiro: La Mascarada o la saga de películas Underworld.
En realidad, en muchas leyendas ambas criaturas están en el mismo bando para perjuicio de la humanidad. Los hombres lobo eran como los vampiros: un tipo más de no muerto en lugar de ser monstruos vivos.

La descripción del Vrykolakas no es consistente de una historia a otra. Mientras que algunas leyendas lo pintan con aspecto lupino, otras señalan que el cuerpo de este vampiro tiene forma de tambor. ¿Tambor? Sí, el instrumento de música, no es broma. El teólogo León Alacio aseguraba que cuando el Diablo animaba el cadáver para convertirlo en vampiro, el torso se hinchaba de forma desmesurada dando una forma como de tambor al no muerto.
Gracias a la medicina moderna sabemos que probablemente esto se debiera a la acumulación de gases que se da en un cuerpo muerto pero hay que verlo desde el prisma supersticioso de la época.

Es interesante que no haya muchas instancias del Vrykolakas bebiendo sangre. Esta criatura estaba más interesada en aumentar el número de sus filas, llevándose a incautos a medianoche que regresaban convertidos en otros Vrykolakas.

Los jóvenes en la cúspide del deseo sexual, mujeres embarazadas y niños desobedientes eran los más susceptibles de atraer las depredaciones del Vrykolakas. Así como los pelirrojos, que al no tener alma pues otra cosa que se llevan (je, je).

Durante la noche, el Vrykolakas vagaba por las aldeas golpeando las puertas de las casas una única vez. Si nadie contestaba, el vampiro dejaba la casa en paz por esa noche. En caso contrario el Vrykolakas se cobraba una nueva victima. Por ello existía la creencia en las aldeas griegas de que una vez que oscurecía uno no debía abrir la puerta al visitante a menos que éste llamase una segunda vez.
Se puede apreciar cierta similitud con los vampiros que han de ser invitados a un domicilio para poder entrar. Si bien en el caso del Vrykolakas abrirle la puerta era invitación suficiente.

Ser cazado por este vampiro griego no era el único modo de acabar transformado en uno de ellos. Alguien que hubiera sufrido la excomunión podía convertirse en un Vrykolakas después de la muerte. Y los cadáveres que fueran profanados o no recibieran apropiada sepultura podían regresar como Vrykolakas para vengarse.

the_void_by_banished_shadow
The Void por Banished-shadow bajo Licencia Creative Commons 3.0

El Vrykolakas era una criatura muy poderosa, un no muerto en servicio del Diablo y sólo era vulnerable durante el sábado; ese día descansaba en su tumba. El vampiro permanecía inerte después de ser descubierto y entonces se le practicaba un exorcismo para destruirlo. Si el exorcismo resultaba efectivo entonces el cadáver se disolvía en cenizas y el espíritu maligno regresaba al infierno. Si el exorcismo no bastaba para acabar con este ser, era el momento de emplear medidas más drásticas: la decapitación y cremación del vampiro.

Además de ser bastante más fuerte y resistente que un mero mortal, el Vrykolakas tenía el poder de mover objetos a distancia creando un efecto similar al de un poltergeist y propagar epidemias por las comunidades rurales por las que vagaba.

Se puede adivinar que la creación de historias con este monstruo tenían fines aleccionadores: “obedece a tus mayores, no te dejes llevar por la lujuria, respeta el descanso de los muertos, etcétera.”

El Vrykolakas servía como monstruo del saco de la Iglesia Ortodoxa Griega. La mención más temprana de esta criatura es un escrito del ya mencionado León Alacio en el año 1645, es de suponer que ya hubiera Vrykolakas en la tradición oral griega mucho antes.

Anuncios

7 comentarios en “Monstruopedia (XIV): Vrykolakas

  1. Siempre es interesante pasarse por aquí, pero hoy te has lucido, menuda currada de artículo. No tenía ni idea de esta especie de vampiro griego, pero es una pasada cómo en la Edad Media siempre se puede investigar y hallar cosas interesantes como estas.

    Le gusta a 3 personas

    1. Muchas gracias, siempre se agradecen esos comentarios. Lo malo es que tardo en hacerlas, tengo que idear cosas breves para ir poniéndolas entre estas entradas que exigen documentación y tal para ir abriendo boca y dar señales de vida, je, je. ¿Microrelatos de terror? Ya pensaré algo.

      Sí, la verdad es que la Edad Media, en este caso tardía, es toda una mina de oro para los monstruos. A mí es una época que me gusta mucho, literariamente hablando (yo no viviría en ella 😉 ). E incluso más de una vez he pensado en hacer un artículo de curiosidades medievales en la sección “no terror”. Me fascina.

      Gracias por pasarte y comentar, Naír. 🙂

      Le gusta a 2 personas

  2. estoy de acuerdo con Naír, menudas investigaciones te debes marcar buceando en pdf, artículos, etc. es impresionante :O, siempre se aprende algo leyendo este blog! Como siempre yo no conocía esta criatura pero por lo que pones algunas características son similares a las de la novela de Bram Stoker y aunque pueda parecer un tanto frívolo también me recordó un poco a “la bestia” de lo que hacemos en las sombras. Tienes que hacer una entrada con consejos o directrices para escribir un microrelato de terror

    Le gusta a 1 persona

    1. Es una labor de amor. 😉 Pero sí que buceo entre documentos, ja, ja.

      Es lógico que se parezca al Drácula de Stoker, el escritor irlandés se basó en el vampiro eslavo que se ha convertido en el tradicional en nuestros días. ¿”La bestia”? ¿Dices el vampiro de la peli que se parece al Conde Orlock?

      Tengo un microrelato de terror ya en el horno e inspirado por una entrada de Heroína (ja, ja). Las entradas sobre escritura siempre han sido algo que tenía planeado, se dejarán caer dentro de poco.

      Me gusta

  3. Heroína Escarlata

    ¡Jo!, he leído esta entrada de noche, y ahora voy a tener pesadillas, ¡seguro! >_< jaja

    Me resulta muy interesante esta recolección de monstruos que estás haciendo. Y, me gustaría saber si luego te quedas con los datos. los nombres y las características, ¡porque tendría su mérito! 😛

    Humm, por otro lado, no veo yo que encajen las imágenes que has puesto con los Vrykolakas que has descrito :/

    (Y menos mal que no soy pelirroja natural, oye 😀 ).

    Le gusta a 1 persona

    1. Con los datos más específicos como fechas exactas, no. Nunca he tenido buena memoria para eso. Pero con la idea general de cada criatura, sí. 😉

      Sé que las imágenes no encajan mucho con la criatura pero es que es complicado encontrar imágenes de criaturas tan específicas y que encima estén bajo licencia CC 3. Encontré un dibujo de una vampiresa pelirroja y otro de una vampiresa frente a una criatura lupina y ya me di por contento.

      No sé si un monstruo puede distinguir el tinte del color natural, ¿eh? Yo no abriría la puerta durante la noche a gente que sólo llamase una vez a la puerta por si acaso. 😛

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s