Un año de Sangre de Bote

No hay nada que decir de la escritura, todo lo que haces es sentarte delante de una máquina de escribir y sangrar.
—Ernest Hemingway

400477_robstanley_shai-hulud
Shai Hulud por Rob Stanley bajo licencia Creative Commons 3.0

Dicen algunos que el 95% de los blogueros abandonan sus blogs antes del primer año; pues bien, ya me puedo poner la medallita de ser parte de ese selecto 5%, de los que persisten.
80 entradas (contando esta) y vuestro seguro servidor sigue al pie del cañón.

Algunas cosas han cambiado desde que escribí mi primera entrada. Pero en lo que respecta al blog, mantengo como uno de mis propósitos principales el compartir mi pasión por el género del terror. He aprendido sobre la marcha muchas cosas y he conocido a gente muy interesante mientras le he dado a la tecla en esta bitácora. Sobre todo, al renunciar a mis prejuicios sobre las redes sociales y dar el salto a Twitter.
Lo que empezó  como un frustrante intento por promocionar el blog acabó por darme a conocer a gente maravillosa y tan apasionada por el género como yo, si no más, y me descubrió los podcasts de otra comunidad, iVoox. Podcasts de terror como La Noche Se Levanta, El terror no tiene podcast, No hay gritos sin palomitas y Aguas Turbias. Lo genial de todo esto es que eran como emisoras de radio hechas para mí. Hablaban de cosas que me interesaban y resonaban en mi interior de un modo que hasta entonces sólo habían conseguido algunas novelas.

Más allá de abrir mis horizontes en el terreno de lo digital, lo que ha cambiado desde el 31 de Agosto de 2015 es que me he ido volviendo cada vez más ambicioso. Ya no sólo quiero hacer reseñas de cine de terror y artículos de monstruos del folclore, quiero abarcar un espectro más grande del terror en este blog. Lo fui descubriendo cuando hice la sección Hablemos de terror en la que escribía ensayos del género: tenía la espina clavada de la narrativa. Desde que era niño he fantaseado con convertirme en novelista, tomando como modelo a R. L. Stine primero y luego a Stephen King (¡cómo no!), pero incluso años más tarde, me faltaba la dedicación y la convicción necesarias.

Desde los últimos 3 ó 4 años, siempre me decía: «Este es tu año. Escribe una novela, preséntala al premio Minotauro. Gana el premio —o sé uno de los finalistas— y conviértete en un escritor de verdad.» Por una cosa u otra, excusas, ese gran año no llegaba nunca.

No es que no escribiese nada, sino que no escribía lo bastante. De vez en cuando escribía un relato de terror que presentaba a un concurso (o no) y, a veces, incluso me ponía con el manuscrito de la novela (llegué a hacer unas 20.000 palabras). Así que hace un año me puse un objetivo más modesto: comenzar Sangre de Bote, este blog.
El objetivo oficial era compartir mi gran afición, obsesión dirían algunos, con el terror; el objetivo secreto era ver si podía hacerlo. El blog era un desafío autoimpuesto. Hubo algunos momentos en que quise cerrarlo y dejar de escribir en él. Escribir era difícil, sobre todo algunas entradas que para colmo exigían documentación previa (casi todas las de la Monstruopedia entran esa subcategoría de “dolor de huevos”).

Conforme iba escribiendo más entradas, sin embargo, me iba dando cuenta de que no sólo podía escribir sino que aquellas entradas que tantos dolores de cabeza (y de huevos) me daban, me proporcionaban  una gran satisfacción una vez acabadas y subidas. Queda mal que lo diga yo, pero veía que era contenido de calidad. Digno de ser visitado aún mucho después de ser escrito. Vuelvo a entradas como la del Vrykolakas, el Kappa o la de curiosidades de la Edad Media y una sonrisa se dibuja en mi rostro. Esta mierda es buena.

415681_robstanley_easter-2016
Easter 2016 por Rob Stanley bajo licencia Creative Commons 3.0

El caso es que en el año que llevo con este blog he vertido sobre la pantalla en blanco una buena cantidad de palabras. Me he demostrado a mí mismo que, incluso con algún que otro altibajo, podía tener cierta constancia con la escritura. Tal vez, había llegado la hora de quitarme esa espina que tengo clavada: escribir narrativa, en serio.
Hice otra sección. Esta vez de relatos, a la que llamé Gotas de sangre. En el momento que escribo estas líneas sólo he subido dos, el primero terminó por no gustarme pero del segundo estoy bastante orgulloso. Aunque planeo aumentar su número en el futuro, seguía sin ser lo que buscaba. Y me dije: «Que le den. Voy a hacer una novelilla serializa de terror.»
A fin de cuentas, a Manel Loureiro le salió bien el experimento. Su historia dividida por entradas de blog terminó convirtiéndose en una novela —¡publicada!— de zombis (i.e.: Apocalipsis Z).

Pero, claro, yo no contaba con una reciente fiebre de ficción zombi de mi parte así que tuve la “brillante” idea de implicar a los lectores sometiendo la continuidad de la historia a votación por Twitter. Así nació el serial La oscuridad te llama. Por el momento, la historia está dando sus primeros pasos. Sobra decir, adictos al escalofrío, que la difusión boca-oreja es muy de agradecer. Ni yo mismo  estoy muy seguro de en qué acabará todo esto pero espero que el resultado sea emocionante. ¿Espero verla publicada alguna vez? Hombre, si una editorial me hiciera una oferta, no diría que no (¡obvio!). Pero lo  cierto es que las pretensiones que tengo con La oscuridad te llama es la de darme a conocer por las redes. No deja de ser un experimento.

Dicho eso, hay algo que que quiero comunicar por aquí para que quede registrado, y sirva para avergonzarme en caso de faltar a mi promesa, y es que no voy a dejar pasar otro año: escribiré la dichosa novela Y LA ACABARÉ. La presentaré al premio Minotauro, ¡y si no gana, que Cthulhu devore la entrañas del jurado! Diablos, la mandaré a todas las editoriales que trabajen terror si hace falta.

Si habéis llegado hasta aquí, gracias por aguantar mis diatribas. Y GRACIAS a los adictos escalofrío que me seguís desde el principio, o desde hace mucho tiempo (también me vale).

¡Y no temáis! Aunque me haya vuelto más literario, seguirá habiendo más reseñas, más monstruos y más de todo lo que había antes. Os puedo asegurar que en un futuro cercano caerá reseña de No respires, película de terror que espero con muchas ganas ya que el remake de Evil Dead (2013), también de Fede Alvarez y también con Jane Levy, me gustó mucho. A los que os guste la Monstruopedia, y no lo sepáis ya, deciros que participé en un podcast sobre los vampiros en las leyendas y el folclore que podéis escuchar aquí.

Eso es todo por ahora, adictos al escalofrío, gracias de nuevo a todos por estar ahí. ¡Y preparaos para el sangriento segundo año de Sangre de bote!

Anuncios

12 comentarios en “Un año de Sangre de Bote

    1. Gracias, Naír. 🙂 ¡Bueno! Espero acabarla mucho antes del segundo aniversario del blog ya que el plazo comenzaría, de ser igual al de este año, el 30 de abril. Claro está que el concurso es más por darme un plazo que por tener ilusión por el concurso en sí, con el paso del tiempo me ha ido desencantando cada vez más.
      ¿La razón? La dotación del premio se ha ido reduciendo cada año y donde antes había un ganador y finalistas (que no recibían dinero pero sí prestigio) ahora sólo hay ganador.

      Nuestro maravilloso país de la piel de toro invirtiendo en cultura. ¡Que te voy a decir!

      Le gusta a 1 persona

      1. Ya he visto que el premio son 6000 euros donde incluyen varios gastos, además de una semibajada de pantalones incluso aunque no seas ganador, como en casi todos los concursos de este tipo… pero oye, ¿quién te dice que no suene la campana y las ventas sean buenas?

        Le gusta a 1 persona

    2. No me has entendido, Naír. Antes mencionaban tu obra si quedabas finalista y podías presumir de haber quedado finalista. Tal y como lo hacen ahora, puedes haber llamado la atención de la editorial y que te hagan reservarle los derechos de publicación pero no puedes decir que tu obra fue finalista. No sé si me entiendes.

      Lo importante es publicar con una editorial grande en cualquier caso, pero tendría más peso si en la cubierta pudiera poner “finalista del concurso”.

      Me gusta

  1. Aquí otro de ese 5% que te felicita! Lo importante es que sigas con ganas y, como bien dices, muchas veces las satisfacciones vienen por la gente nueva que conoces y que a veces hace que surjan proyectos o ideas nuevas. También me está picando el gusanillo de la escritura últimamente, así que tal vez podamos colaborar en un futuro.

    Felicidades, y que siga la sangre, aunque sea de bote!

    Le gusta a 1 persona

      1. De momento, estoy empezando con relatitos cortos. Me presenté a un concurso radiofónico con cierta suerte y ahí me han picado. No tengo gran cosa, de momento alguna pequeña historia de terror con influencia lovecraftiana. Me falta constancia, demasiado poco tiempo y demasiadas distracciones!

        Le gusta a 1 persona

  2. SirBeltxi

    Siéntete muy orgulloso!! Yo no siquiera llegué a empezar el blog, porque me siento incapaz de comenzar una rutina para escribir. Lo mejor que hay en mi cv es un corto que coescribí… Y poco más… A ver si tu ejemplo me sirve de inspiración (toma presión!!!). Eso sí, tomo como objetivo personal ser la voz de los imprudentes en tu relato (yo era de las que moría a la primera en los libros de “Elige tu propia aventura”)

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias. Si te sirve de consuelo yo he tenido muchos “comienzos falsos”, antes de este blog hubo otros que terminé borrando (eran maaaaalos). Y sobre relatos que sirvan de ejemplo los que hay en este blog: los puedo hacer buenos u olvidables hasta el extremo.

      Qué me vas a decir de los Elige tu propia aventura, creo que me leí TODOS los que había en la biblioteca de mi colegio cuando era crío y no hubo uno en el que no muriese al menos una vez. Aunque para ser justos, en esos libros algo tan trivial como dedicir cómo comer un yogur podía ser la diferencia entre la vida y la muerte (en retrospectiva, los autores de esos libros se metían algo. Fijo).

      Gracias por leer y comentar, ¡esperemos que la insensatez prevalezca en la próxima entrega de La oscuridad te llama!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s