Videojuego de terror (II): Blood

I live… again.

Pertenezco a esa minoritaria opinión de que en los 90 se hacían los mejores shooters en primera persona. Gran jugabilidad, mayor diversión y, sobre todo, un encantador arte pixelado. Y entre todos esos videojuegos de disparos destacaba un juego cuyo título ya prometía una terrorífica y sangrienta experiencia: Blood, «sangre» en inglés.  Un juego de culto, esencial para los retrogamers y aficionados al terror.

blood_caja
Caja del juego, la mano ensangrentada resulta muy sugerente.

Blood fue, en inicio, desarrollado por 3D Realms, los mismos que hicieron Duke Nukem 3D, pero cuando el juego estaba cerca de ser completado se lo vendieron a otra compañía, Monolith, que fueron quienes lo acabaron y lanzaron bajo su sello. 3D Realms hizo esto para poder concentrarse en crear otro shooter: Shadow Warrior.

Mientras que Dukem Nukem 3D homenajeaba y parodiaba las películas de acción y ciencia ficción y Shadow Warrior hacía lo propio con el cine de artes marciales, Blood, en cambio, tomaba sus referencias del cine de terror y del slasher.

Sólo en el primer nivel del juego, ambientado en un cementerio, ya hay múltiples guiños a las cintas de género. Al salir de la tumba, el protagonista susurra «I live… again» como el Ash malo de El ejército de las tinieblas (1992), la funeraria del nivel se llama Morningside como la de la película Phantasm (1979) y uno de los enemigos recurrentes del juego son los cultistas, siniestros encapuchados con un notorio parecido a los siervos del Hombre Alto (el malo de la saga Phantasm). No voy a enumerar todos los guiños al cine de terror que se pueden encontrar en Blood por que son muchísimos y descubrirlos uno mismo es un placer añadido para el aficionado al género que juegue al juego.

blood_cementerio
Zombis quieren acabar con el protagonista en el primer nivel.

En Blood encarnamos a Caleb un pistolero no muerto que ha regresado de la tumba con ganas de venganza contra el culto de Tchernobog, que lo mataron a él y sus amigos pese a que todos ellos gozaban de un alto rango dentro del culto hasta que el dios oscuro Tchernobog, sin motivo aparente, ordenó que los ejecutasen…
Sinceramente, la historia no es importante. No es más que una excusa para la acción y el uso de la ambientación siniestra.

¡Y menuda ambientación! Desde las fantasmagóricas piezas musicales, en formato midi, a los enemigos que salen a nuestro encuentro todo grita TERROR. Blood es ante todo una carta de amor al género. Algo a destacar de los enemigos del juego además de su temática de terror (zombis, gárgolas, cultistas, sabuesos infernales que escupen fuego…) es que fueron animados mediante figuras de arcilla y plástico moldeable que fueron luego digitalizadas para el juego. El talento del artista Kevin Kilstrom en el diseño de las esculturas de los monstruos de Blood les dan a éstos una fluidez de movimiento que hace que tengan animaciones más atractivas que si fueran una mera colección de píxeles.

blood_zombis
Esculturas de zombis que se convertirían en enemigos del juego.

Blood hará las delicias de los aficionados a la casquería y al gore más bestia. Aunque quizá el efecto no sea tan fuerte en una audiencia moderna debido a los gráficos pixelados. Aún así, hay violencia a raudales. Se puede decapitar a zombis (con armas que quizá no deberían ser capaces de conseguirlo) y darle patadas a la cabeza como si fuera una pelota de fútbol, se puede prender fuego a los cultistas y oir como gritan angustiados mientras corren envueltos en llamas o sencillamente, con el juicioso uso de dinamita, puedes hacer volar a tus enemigos en una lluvia de sangre y vísceras. Por no hablar de la abundante macabra decoración de los niveles: paredes ensangrentadas, cadáveres crucificados o mutilados en las paredes… Blood no es un juego  para los aprensivos. Pero, claro, asumiendo que seáis fans del cine de terror deberíais tener el estómago endurecido para todo lo que Blood ofrece.

El juego está lleno de curiosidades, no sólo en los ya mencionados guiños al cine de terror (y también a otras obras de la cultura popular). Por ejemplo; cuando dejamos al protagonista sin hacer nada un tiempo, éste empieza a canturrear canciones de Frank Sinatra. Aunque el detalle más increíble es que se creó los rudimentos de un lenguaje propio para los cultistas que aparecen en Blood, una mezcla de latín y sánscrito llamado Domus Durbentia (sabiduría oscura), ¡los aparentes sinsentidos que exclaman estos enemigos tienen significado!

Blood es difícil, incluso en las dificultades más fáciles, en ese sentido, Blood es bastante oldschool. Pero no os desaniméis, adictos al escalofrío, el juego es finalizable y tan adictivo que seguro que termináis siendo expertos. Más allá de eso, que no es necesariamente malo, poco tengo que criticarle al juego salvo que tiene algunas partes plataformeras que están fuera de lugar en un shooter y que a veces las texturas de algunas secciones se antojan algo feas con tanto gris y  marrón, aunque imagino que eso contribuye a lo lóbrego de la atmósfera de Blood.

blood_gargolas
Estas gárgolas no parecen contentas de vernos.

En definitiva, un juego que ningún aficionado al cine de terror debería perderse y genial para jugar en la noche de Halloween… o cualquier otra noche.

Siendo un juego antiguo es dificil hacerlo funcionar en ordenadores modernos, ¡pero no os preocupéis! Unos fans con gran talento han creado una versión del juego (Blood CM) que funciona en computadoras actuales. Vuestro seguro servidor lo ha probado en su portátil con Windows 10 y el juego corre sin problemas. Así que si tenéis tiempo no hay excusa para no probarlo.

Daros el macabro placer de jugar a Blood.

Enlace de descarga para Blood CM

Anuncios

4 comentarios en “Videojuego de terror (II): Blood

    1. Si te gustó Doom, podría gustarte este juego. Es unos años posterior, y tiene otro motor gráfico, el Build, que fue inventado por un chaval de instituto antes de entrar a la universidad.

      Resumiéndolo mucho: el motor Build presentaba mejoras como objetos y escenarios que se podían destruir y que se viera el reflejo del prota en espejos, cosas imposibles en Doom. Por lo demás tan adictivo como el legendario Doom, es oldschool: nada de curarte cubriéndote sino que tienes que buscar items para ello. Y además con el plus de la ambientación de terror.

      Dale unos minutos de oportunidad y si no te gusta, bórralo del disco duro. A mí no me gusta casi ningún juego moderno (el Skyrim y alguno más) pero los shooters noventeros son otro mundo aparte. Y Blood es un juegazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Joder, camarada Rope, menudo ejercicio de nostalgia me ha entrado leyéndote. No recordaba en primera instancia el videojuego; fue ponerme a leer, ver las imágenes y torreones de recuerdos me han venido a la cabeza. Es una pena que en su época aún era un iniciado en esto del terror y no capté en su momento todos esos homenajeas, pero espero rejugarlo en breve para disfrutarlo como se merece. Recuerdo también que en aquella época era todo un adicto al shooter (desde mi primer encuentro con Doom, hasta la evolución que supuso Duke Nukem 3D con esas strippers/aliens y decorados totalmente destruibles), y sí que le eché un tiento a este Blood, sobretodo las imágenes del cementerio han sido las más familiares.

    Fíjate que en estas connotaciones del terror en el shooter me ha venido también a la mente un mod de algún shooter de cabecera (Half Life podría ser) en el que en su vertiente online podías escoger ser un vampiro o cazavampiros, algo que le eché interminables horas con el ya exiguo modem de Teléfonica. ¿Sabrás si, en esta moda retro, aún se puede jugar a esto? Recuerdo sobretodo que era un mod no oficial, pero que estaba enormemente currado. Dudo ahora si era un mod del Half Life, un Quake o similares…

    Gracias por este rescate, camarada!

    Me gusta

    1. Los temas de terror están muy ligados a los shooters de los 90 desde Wolfenstein 3D que tenía un terror pulp, pasando por el mítico Doom con su imaginería demoníaca y terror scifi, culminando en Quake y Blood los shooters que finalizaron la década y se sumergieron completamente en el género. Un dossier sobre shooters noventeros no estaría fuera de lugar en un blog de terror y he estado pensando en escribirlo durante bastante tiempo.

      A mí me extrañaba que no conocieras el Blood, Reverendo, un placer rescatar la nostalgia. Siempre se recuerda lo que más de los videojuegos sus primeros niveles, así que no me extraña que la captura del cementerio activara tu memoria. Ahora que eres un experto en el género lo fliparás con Blood, los guiños a cintas de género no tienen fin.

      El mod que mencionas de vampiros vs cazadores de vampiros es del Half Life pero me temo que yo no estoy muy familiarizado con él. De zagal, en mi época de cibercafés, al mod de Half Life al que jugaba era el más conocido Counter Strike, debe de haber una versión que corra en máquinas modernas de ese mod pero ni idea de dónde encontrarla.

      ¡Un abrazo, Reverendo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s