Fancine 2016 (V): Las 3 peores películas del año

Dice un antiguo probervio que no hay rosa sin espinas. Los festivales de cine son la prueba de ello, pueden ayudaros a descubrir auténticas joyas del séptimo arte o haceros perder vuestro valioso tiempo con basura infecta que no debió salir nunca de la fase de preproducción.

Para despedir el año 2016, en esta entrada voy a ofreceros tres críticas exprés de películas que se encuadrarían en ese segundo grupo, el de la basura infecta.

Empecemos con la primera crítica exprés, una película que casi podría llegar al aprobado pero que es demasiado irregular para merecer esa nota: I am a hero (2015).

i-am-a-hero-movie

I am a hero es una película japonesa de zombis, basada en el manga homónimo. Tiene como su protagonista al clásico perdedor que tiene que dejar de serlo y convertirse en un héroe (sorpresa, sorpresa, de ahí el título) cuando una situación excepcional —el apocalipsis zombi en este caso— lo fuerza a ello. Un esquema que hemos visto muchas veces pero que funciona.

El protagonista, Hideo, un dibujante manga fracasado tiene algunos paralelismos con el personaje de Shaun de Shaun of the Dead (2004): no sabe muy bien qué hacer con su vida y para colmo su novia lo deja en el inicio del film. Sin embargo no está tan bien trabajado como Shaun y por ello su evolución en la trama no resulta creíble.

I am a hero tiene un comienzo muy potente con golpes de humor bastante conseguidos y acción trepidante. Por desgracia, en cuanto el personaje escapa de la ciudad y llega al bosque la historia sufre un bajón importante de ritmo y el film empieza a desinflarse.

Los zombis son bastante atípicos y cuando no están persiguiendo a los vivos para comérselos parecen intentar repetir con torpeza las cosas que hacían en vida. Un recurso interesante que ya hemos visto, por ejemplo, en La Tierra de los Muertos Vivientes (2005) del mítico padre del género zombi George A. Romero que en I am a hero se me antoja desaprovechado.

En su tramo final, I am a hero recupera la acción perdida pero para entonces ya es demasiado tarde. Y encima es un poco sonrojante el aspecto de videojuego que tiene esa secuencia con final boss incluído. Casi esperaba ver el mensaje «stage cleared» en pantalla.

  • Lo mejor: La primera parte del film en la que el protagonista escapa de la ciudad.
  • Lo peor: El resto, clímax que parece sacado de un videojuego.

creepy-poster

Creepy (2016) es un thriller japonés. El protagonista es Takakura, un detective de la policía retirado y reconvertido en profesor universitario. Takakura se muda con su mujer y su perro a una nueva casa en una zona tranquila y aislada. El vecino que vive en la casa de al lado es un tanto SINIESTRO (tachín, tachán, de ahí el título) y pone en guardia a nuestro protagonista. Para complicar más las cosas, un antiguo colega de Takakura, Nogami, le pide su ayuda para resolver un caso de hace seis años.

Ah, ¿qué podría deciros de Creepy? Se trata de un thriller indigno de ser llamado así, dado que no hay misterio alguno y es muy obvio quién es el culpable. La película podría haberse salvado del naufragio total si nos importasen algo Takakura y su mujer y hubiera una tensión mejor manejada con el tétrico vecino pero los actores sobreactuan tanto que el espectador se sentirá totalmente distanciado del drama que está viendo.

Citando a mi adorada Sir Archibald Beltxi (buen gato, mejor persona) «el único que no sobreactua en esta película es el perro». Sabes que una película es mala cuando un gato te dice que lo único bueno de ella es el perro.

Al ser un thriller sin tensión ni misterio, Creepy es un film aburrido y su larga duración no ayuda.

  • Lo mejor: La comedia involuntaria de las sobreactuaciones.
  • Lo peor: Es un thriller sin misterio, ¿necesito decir más?

the_open_poster

Para que no se diga que tengo inquina hacia lo japonés, cierro esta entrada con una crítica exprés a una película francesa: The Open (2015), y que es, sin ninguna duda, la peor del conjunto.

No sé qué pensamiento autodestructivo se me cruzó por la cabeza cuando compré la entrada para esta película. El argumento es el siguiente: Tras la tercera mundial, en unas llanuras desoladas una tenista de élite y su entrenador capturan a un guerrillero y lo convencen para que sea el rival de la tenista en el último partido imaginado del Open de tenis que no llegó a realizarse. Sus raquetas no tienen red y carecen de pelota pero lo hacen para preservar la cordura.

Es tal y como suena, una película concentrada en el aspecto «artístico», es decir, pretenciosa. La idea podría haber estado bien en un cortometraje pero como largo se notan demasiado sus carencias de guión. Dura menos de dos horas pero se hace eterna de puro tedio.

Los actores no lo hacen nada mal pero la historia no despierta ningún interés. La película se toma demasiado en serio la representación de ese partido de tenis de mentira y los «entrenamientos» previos. Para la audiencia lo que hacen los personajes es absurdo y ello dificulta la creación de empatía.
Hay una escena en la que el reproductor de música de la tenista se queda sin batería y ese momento resulta dramático de verdad y se siente como una pérdida seria. Lástima que no haya muchas más escenas como esa en el film.

The Open es una muestra de lo que yo considero anticine, sí, la película es bonita en el aspecto visual pero para ver eso iría a una galería de arte o un museo. Cuando voy al cine espero otra cosa, espero una historia bien contada que me entretenga y me atrape, ¿es mucho pedir?

The Open es una película tan recomendable como cagar sangre que es justo el efecto que producirá a todo aquel que tenga un mínimo de amor por el cine o siquiera aprecio por su tiempo.

  • Lo mejor: Las escasas escenas con dramatismo auténtico.
  • Lo peor: Tediosa y larga como un día sin pan, el objetivo de los personajes es absurdo y carente de interés.

Esto es todo por ahora, mi consejo: evitad estas tres películas como la plaga.

Y si leéis esta entrada en el momento en que se subió al blog, ¡os deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo!

Anuncios

2 comentarios en “Fancine 2016 (V): Las 3 peores películas del año

  1. Sir Beltxi

    Por alusiones: creo que Creepy sí tiene un misterio y es el salvapantallas de medusa que ve continuamente el vecino siniestro en su casa. Porqué?? Es algún tipo de video de control mental? Es un aficionado a esos seres marinos? Está esta película dentro del universo de Breaking Bad y es uno de los efectos de consumir la meta azul??
    El resto, en efecto, no tiene más…

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya te conté mi teoría de que la sustancia tal vez la sacase de las medusas. Pero a saber si el video en sí era lo que hipnotizaba. Es tan absurda la peli que es factible que sea un mal colocón de la meta azul. Eso o todo fue un sueño del personaje de Resines en Los Serrano. 😮

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s