Un nuevo comienzo (en el mismo lugar)

Estáte dispuesto a ser un principiante cada mañana.
—Maestro Eckhart

5974458693_c8f5cee4fe_z
Ervik Graveyard Midnight. Fotografía de Fairy Heart, bajo licencia Creative Commons 2.0

La frecuencia de nuevas entradas ha bajado considerablemente, podría daros mil excusas pero al final del día serían nada más que eso: excusas. Es inaceptable que no haya atendido este blog como se merece.

Lo cierto es que he tenido una crisis de identidad, por decirlo de algún modo. Estoy un poco harto de las reseñas de cine de terror. El corazón me pide ficción de terror. Relatos, el serial de La oscuridad te llama que tengo tan abandonado… ¡es algo a lo que tengo que ponder remedio de forma inmediata, adictos al escalofrío!

Quiero dejar mi impronta en la Red, conseguir que algo creado por mí llegue a convertirse en un creepypasta. ¿Es vanagloria? Tal vez lo sea, pero es lo que ambiciono. En un futuro a medio-largo plazo quiero tener una web con dominio propio para publicitarme como autor y publicar mis obras.

Por el momento conservaré este blog, siento que tengo que curtirme mucho más y aún no estoy listo. Cuando llegue el momento seleccionaré lo mejor de Sangre de Bote, me lo llevaré a esa nueva página y seguiré creando más contenido.

Es posible, no obstante, que Sangre de Bote siga existiendo en forma de podcast, y de hecho planeo hacer el experimento durante este verano. Creo que algo tan ecléctico funcionará mejor como podcast; por más que tenga el terror como común denominador, Sangre de Bote tiene demasiadas secciones… ¡me asfixia! Ya veremos si os gusta el experimento, adictos al escalofrío, la única manera de estar seguros es probándolo, ¿o no?

En otro orden de cosas: el proyecto colaborativo en el que participaba, Terror Team, ha cesado. ¿El motivo? Sin extenderme mucho, malos rollos y drama. Fuimos acusados de racistas y eso no nos gustó ni un pelo. El encargado de escribir el comunicado de despedida fue vuestro seguro servidor y, si os interesa, lo podéis leer aquí:

Comunicado

Me da pena el fin de Terror Team. Era un espacio de terror superior a la suma de sus partes ya que había camaradería y buen hacer. Y aunque Terror Team ya no exista, he entablado amistad con otros apasionados del género y he aprendido mucho. No me he ido de vacío. Ni de lejos.

Con dos de mis camaradas grabaré al fin la segunda parte de aquel podcast sobre vampiros. Creo que os gustará, tendrá un puntillo morboso. Permaneced atentos.

Y si habéis leído la despedida sabréis que tampoco ha quedado en el olvido la antología de relatos de terror. ¡Aunque sea bajo otro nombre editorial tenéis una cita con relatos espeluznantes!

Con esto me despido por ahora, adictos al escalofrío, siento que esta entrada sea poco más que una actualización sobre cómo estoy. Os pido paciencia y agradezco que visitéis el blog aunque sea para leer entradas antiguas.

Un gélido abrazo de ultratumba para todos vosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s