Breve historia del terror, 1ª parte

Una vista del género del terror a través de la historia. Superficial de necesidad pero con suerte también amena y didáctica.

TERROR EN LA PREHISTORIA

Altered-States-1980-director-Ken-Russel
Fotograma de Altered States (1980)

Sólo podemos especular que tipo de historias para no dormir se contarían los cavernícolas pero  con toda probabilidad serían bastante primarias: el clásico «evita que te coman».

Con la aparición de la agricultura y las primeras civilizaciones (y con ellas las religiones) también surgirían sórdidos mitos sobre el fin del mundo: cataclismos, plagas, etc. Estos rudimentarios cuentos de terror tendrían un fin didáctico, i.e.: no hagas el imbécil si no quieres que el mamut te destripe con sus cuernos, e intimidatorio; i.e.: dame parte de tu cosecha si quieres que apacigüe a los dioses para que el sol vuelva a salir mañana.

Seguir leyendo “Breve historia del terror, 1ª parte”

Mujeres en el terror: víctimas, supervivientes y asesinas

MCDJEBO FE008

El cine de terror tiene mala fama en lo que concierne a la representación de mujeres, sobre todo el subgénero slasher en el que para que la protagonista sobreviva como la final girl ha de ser virgen. Su pureza, la garantía de que llegará viva hasta los títulos de crédito. Las chicas que tengan sexo, en cambio, morirán a manos del asesino de turno. O al menos esa es la creencia.

Se acredita a Carol J. Clover como la autora que acuñó el término final girl en su ensayo sobre los roles de género en el cine de terror «Men, Women, And Chain Saws: Gender In The Modern Horror Film». Clover asegura que la final girl es una heroína masculinizada mientras que el asesino, por su parte, a menudo es un hombre feminizado. No estoy de acuerdo con este argumento; si bien es cierto que hay asesinos feminizados en el terror, éstos no son la norma sino casos concretos como pueda ser Norman Bates de Psicosis (1960), reprimido sexualmente a causa de su madre, o Buffalo Bill del Silencio de los corderos (1991), asesino en serie que arranca la piel a mujeres con el deseo de convertirse en una.

Seguir leyendo “Mujeres en el terror: víctimas, supervivientes y asesinas”

Cómo escribir un relato de terror

En todo el tiempo que llevo escribiendo ficción he aprendido algunas cosas. El serial de terror interactivo La oscuridad te llama ha sido especialmente instructivo en ese sentido. En esta entrada, adictos al escalofrío, quiero hablaros sobre cómo escribir un relato de terror. E incluso aunque no tengáis la escritura entre vuestras aficiones creo que puede resultaros interesante leer sobre la anatomía de un relato de género.

flickr_-_boellstiftung_-_laptop_auf_dem_schos_1
Laptop auf dem Schoß fotografía de Heinrich Böll Stiftung bajo licencia Creative Commons 2.0

Seguir leyendo “Cómo escribir un relato de terror”

Mis 7 pesadillas favoritas

El terror surrealista es uno de los tipos de terror que creo más inexplorados en el cine de género. En la literatura tiene algo más de representación, pero tampoco demasiada. Lo cual es una pena, el surrealismo podría ser una fuente casi inagotable de terror.

458757_xephio_eight-s-visit
Eight’s Visit por Xephio bajo licencia Creative Commons 3.0

Pensándolo un poco, entiendo el porqué tras la rareza del terror surrealista. Por parte de los cineastas y autores el terror de vertiente surrealista presenta unas dificultades en su creación que las formas de terror más tangibles como casas encantadas, asesinos slasher o monstruos no tienen. Estos subgéneros tienen fórmulas tan arraigadas que las historias prácticamente se escriben solas. En contraposición, enfrentarse a la tarea de hacer una obra de terror surrealista es algo desolador, «¿por dónde empezar? ¿qué se supone que tengo que escribir?»
Bajo la perspectiva de la audiencia, el terror surrealista corre el riesgo de alienarla. Si puede suceder cualquier cosa y nada está sujeto a reglas, ¿qué sentido tiene implicarse con la historia?
Pero el terror puede permitirse un lujo que el resto de géneros no puede: el terror no tiene por qué ser justo. Tal vez, los protagonistas nunca tuvieron la posibilidad de vencer. ¿No es eso horrible? Por supuesto que lo es pero, ¿acaso no es horrorizar una de las metas primordiales del terror?

¿He picado ya vuestra curiosidad, adictos al escalofrío? Eso espero. Pese a lo que he dicho antes, el terror surrealista no es tan inalcanzable como pudiera parecer. Hay toda una fuente de inspiración para este tipo de terror: las pesadillas.

En esta ocasión quiero compartir con vosotros algo muy personal: mis siete pesadillas favoritas.

Seguir leyendo “Mis 7 pesadillas favoritas”

Top 5 personajes masculinos del cine de terror

Bueno. Malo. Soy el tipo con la pistola.
—Ash (Bruce Campbell), El ejército de las tinieblas

Antes de nada, disculparme por la larga ausencia. No quiero ponerme dramático, así que simplemente diré que no me sentía con ganas de escribir en el blog estos últimos días debido a algunas cosas que han pasado. ¡Pero no me he olvidado de vosotros!

He aquí el artículo prometido, mis queridos adictos al escalofrío, mi Top 5 personajes masculinos del cine de terror.

5. Worth
Cube01Worth

Hace poco tuve la oportunidad de revisionar Cube (1997) gracias a la generosidad de un amigo que tuvo a bien el regalármela en dvd. Me gustó tanto como cuando la vi por primera vez. Si bien no es una película perfecta, tiene el honor de ser de las pocas cintas de género donde de verdad han llegado a importarme los personajes y he sentido sus muertes.

Seguir leyendo “Top 5 personajes masculinos del cine de terror”

Hablemos de terror (VI): El terror si breve…

La ficción de terror nos enseña que todo el control que creemos tener es ilusorio, a cada momento nos balanceamos sobre el caos y el olvido.
—Clive Barker

En el anterior artículo sobre cómo escribir relatos de terror nos centramos en la teoría, en esta segunda parte trataremos de poner lo aprendido en la práctica.

Bien, estáis sentados frente al ordenador. Los dedos sobre el teclado. Listos para teclear un poco de terror. ¿Qué necesitáis ahora?

Además de una idea y ganas de trabajar, tenéis que tener en cuenta la extensión de la obra que queréis realizar. No el número exacto de palabras, claro, eso es una locura. Pero sí que os conviene tener una idea aproximada. No se puede contar lo mismo en tres líneas que en tres folios, o trece, hay que abordar esos futuros relatos de terror de diferente forma.

Vamos a ver los diferentes tipos de relatos de terror según su volumen y sus características, virtudes y limitaciones. En este artículo me voy a centrar en las formas de relato más breves de todas.

6467213617_9d9d0d5514_b
Detalle de El triunfo de la muerte, cuadro de Pieter Brueghel el Viejo

Seguir leyendo “Hablemos de terror (VI): El terror si breve…”

Hablemos de terror (V): La triple A

Dame la suficiente información para que pueda mentirme convincentemente.
—Stephen King

La entrada de hoy es algo que me sugirieron hacer, y yo me debo a mis lectores, por lo que he aquí un artículo sobre cómo escribir relatos de terror. O mejor dicho, la primera parte.

No soy un escritor famoso (aún) así que entiendo que algunos tengáis reservas, no me molesta. El escepticismo es bueno y yo siempre invito a que leáis mucho y de varios autores para contrastar. Y ese es el principio, leer mucho. De géneros variados, no sólo terror, pues nunca se sabe de dónde se puede tomar la inspiración y todo se puede volver siniestro con unas pinceladas de negrura.
Ya luego, sin abandonar aquello de leer mucho, escribir mucho. La escritura, como todo, es algo en lo que mejoras mientras más lo hagas.

Ahora que nos hemos quitado lo obvio del camino, vamos a lo interesante:

Seguir leyendo “Hablemos de terror (V): La triple A”

Hablemos de terror (IV): Zombis, 2ª parte

Nunca me canso de los zombis, sólo me canso de los productores.
—George A. Romero

Bienvenidos una vez más, queridos lectores. Si en la primera parte de este artículo pasábamos revista a los puntos álgidos de la ficción zombi, los dos amaneceres de los muertos vivientes, ahora veremos, entre otras cosas, sus momentos menos estelares, o si se prefiere, el ocaso de los muertos vivientes. No todo es malo, pero es el comienzo de una nueva era para bien y para mal. Así que llenad vuestras mochilas de provisiones y recargad vuestras armas porque comienza la segunda parte del artículo sobre zombis:

Los zombis son un recurso narrativo y no personajes, la buena ficción zombi se da cuenta de esto y busca una fuerza antagónica entre los propios supervivientes (tensión interna) o un grupo o personaje exterior, hostil y agresivo… pero humano (tensión externa): bandidos, dictadores apocalípticos, fanáticos religiosos o los recurridos militares.

Fijaos como si no los malos más celebrados de la ficción zombi no son muertos vivientes: los militares de 28 días después (2002), el gobernador del cómic The Walking Dead y luego adaptado a la serie, el padre Isidro en Los Caminantes; mientras que en la miniserie británica Dead Set tenemos un ejemplo de tensión interna, el malo está entre los supervivientes, en el personaje del productor: Patrick. Y así un largo etcétera.

The-Governor-The-Walking-Dead-Comics
El Gobernador de The Walking Dead, en la serie y en el cómic.

Seguir leyendo “Hablemos de terror (IV): Zombis, 2ª parte”

Hablemos de terror (III): Zombis

Encuentro interesante que los niños solieran llorar cuando la madre de Bambi moría. George y yo conteníamos nuestros alientos y luego nos alegrábamos de que no resucitase y tratara de comer a su hijo.
—Deadline (2º libro de la trilogía Newsflesh), Mira Grant

¡Zombis! La siempre voraz horda de muertos vivientes. La mayoría ponen una «e» detrás de la «i» como calco de la voz inglesa: zombies. Grafias aparte, lo que nadie duda es que los zombis se beneficiaron de un boom en popularidad hace algunos años y aunque se han trillado un poco con el paso del tiempo no parece que vayan a desaparecer pronto. El subgénero zombi como el propio muerto viviente es persistente y basta un accidente, un descuido, para que la epidemia se reanude.

Pese a que las primeras películas de zombis se remontan a los años 30, con títulos como White Zombie y The Walking Dead (sí, el mismo nombre que la serie de AMC; nada que ver), no sería hasta 1968 con el estreno de La noche de los muertos vivientes de George A. Romero que se configuraría el género zombi tal y como lo conocemos hoy día. Antes de esa película, los zombis eran más bien regresados: muertos vivientes con inteligencia intacta, normalmente con una cuenta pendiente que saldar o ganas de venganza. Más parecidos a espectros habitando cadáveres que a lo que, a día de hoy, entendemos por zombis.

zombie-child
George A. Romero creó escuela con su film.

Seguir leyendo “Hablemos de terror (III): Zombis”

Top 5 personajes femeninos del cine de terror

Son las mujeres las que adoran el terror. Se jactan de él, se alimentan de él, se nutren de él. Se estremecen, se aferran y gritan y vuelven a por más.
—Bela Lugosi

Continuamos con el especial de San Valentín de Sangre de bote, la temática de esta entrada es el amor platónico. Os presento mi particular top 5 de personajes femeninos del cine de terror con los que no me importaría compartir una romántica velada, de menos a más:

5. Jennifer de Phenomena (1985)

05_Jennifer_Corvino_Phenomena
Nacida en una vida de privilegios, Jennifer Corvino es, sin embargo, una chica solitaria. Más a gusto entre insectos, con los que siente una afinidad especial, que entre otras chicas. Aliada con una de estas pequeñas criaturas, una mosca, Jennifer se propone resolver una serie de extraños asesinatos.
Seguir leyendo “Top 5 personajes femeninos del cine de terror”